Diseño web potente para tu marca ¿Qué debemos considerar?

¿Cuántas veces nos hemos encontrado páginas web deficientes mientras navegamos por internet? Esto es algo muy común si tenemos en cuenta los requisitos mínimos para que un diseño web sea eficiente.

Actualmente no basta simplemente con estar, puede que hace unos años cuando aún el sistema web no estaba del todo asentado, fuera suficiente con tener un espacio en el que apareciera nuestra información más básica y nuestros datos de contacto, pero ahora tenemos que apostar por los tres copulativos: para un diseño web efectivo que nos ayude a potenciar nuestra marca, tenemos que ser, estar y parecer.

Ser porque tenemos que transmitir nuestra esencia, que nuestro diseño web esté equilibrado y perfecto para comunicar lo que verdaderamente somos.

Estar porque tenemos que tener presencia, pero no de cualquier manera. Tenemos que trabajar el contenido y actualizar la información para que aparezcamos en las búsquedas de nuestro público potencial.

Parecer porque no solo podemos intentar ser lo que queremos, tenemos que cuidar cada detalle para que lo parezca. No es solo imagen, es transmitir todo aquello que nos ayuda a complementar nuestra identidad.

Contenidos breves y eficaces

La brevedad es otro pilar dentro del diseño web. La clave es no saturar nuestras descripciones y posts. Antes era habitual llenar de textos sin sentido con palabras clave, ahora google tiene en cuenta muchas otras cosas para el posicionamiento, y una de ellas es el equilibrio. Más vale un texto breve de unas 400 palabras bien estructurado con algunas keywords de índice de búsqueda alto, que un post con 2000 palabras sin sentido y lleno de palabras clave a cascoporro.  Si el usuario no ve claro lo que le estás ofreciendo, le creará confusión y lo más probable es que abandone tu página para no volver y… Quieres ganar clientes y no perderlos, ¿verdad? Además, el tiempo que permanecen tus usuarios en tu página es un factor que tiene en cuenta google a la hora del SEO.

Definir estilos para un diseño web

En cuanto al lado visual, tenemos que definir unos estilos antes de ponernos a darle caña a diseño web. Se trata de encontrar una solución equilibrada entre paleta de color, patrones, tipografía, fotografía e iconografía. Todos estos elementos deben tener una armonía con la identidad de tu marca y han de estar dispuestos de manera equilibrada y previamente estudiada.

Tiempos de carga

Ten en cuenta que tu web debe ser ligera. Además de que será más fluida si pesa menos, cuanto mejor sea la carga de nuestra web, mejor será su indexación en los buscadores de Internet, osea, tiene una influencia importante en el posicionamiento SEO. Por otro lado las imágenes deben estar correctamente “etiquetadas” para que influyan en el SEO, esto es que el título del archivo contenga palabras clave y que rellenes del mismo modo la etiqueta ALT o texto alternativo de la imagen.

Escribir correctamente

Ten especial cuidado con las faltas de ortografía, este es un error muy común y en muchos casos se hace a drede. Esto es debido a que muchos usuarios hacen sus búsquedas con frases o palabras mal escritas, de modo que los responsables del diseño web deciden poner esas keywords tal y como las buscan los usuarios. ¡No lo hagas! Escribir palabras de manera incorrecta no te ayudará a que tu página se indexe más rápido, además un diseño web con faltas de ortografía denotará falta de profesionalidad pudiendo generar rechazo a clientes potenciales. No te servirá de nada un diseño web bien hecho si al final decides utilizar palabras mal escritas, debes ser muy cuidadoso a la hora de publicar contenidos.

En resumen, si quieres conseguir un diseño web eficaz para tu página debes ser cuidadoso con los contenidos que publicas y tener en cuenta que la tendencia actual es muy visual. Escoger buenas imágenes y crear contenido estratégico propio es lo más importante.