¡Disfrázate! Consejos ideales al usar un disfraz erótico con tu pareja

Innovar en la intimidad es prácticamente necesario para mantener viva la llama de la pasión con tu pareja, además, es súper divertido. ¿Sabes qué debes tener en mente si piensas utilizar un disfraz? Te comentamos a continuación algunos consejos al respecto

La monotonía es el peor enemigo de la intimidad. El sexo, como prácticamente todo en la vida, requiere de innovación, creatividad, picardía y otros elementos similares que ayuden a siempre hacer algo nuevo.

Una buena manera de hacerlo es recurriendo al uso de disfraces eróticos para crear un ambiente diferente y definitivamente, volver aún más divertido todo el asunto. Existen muchos sitios web en los que puedes encontrar, precisamente, los disfraces más ocurrentes y demás artículos para innovar en la intimidad. Por ejemplo, puedes ingresar en disfracesysexshop y encontrar en este sitio web toda suerte de artilugios geniales.

Ahora bien, vale la pena que sepas algunas otras cosas si ya tienes decidido usar un disfraz con tu pareja. ¡Toma nota!

  1. Ten claro tu objetivo: esto implica que debes saber cuál es la fantasía de tu compañero o compañera para que sepas exactamente qué disfraz adquirir. ¡No pierdas esto de vista! Una vez sepas exactamente lo que quieres lograr, lánzate al segundo consejo.
  2. Podrías hacer una lista en la que incluyas todos los elementos que necesitas. ¡Verás que, incluso, hacerla se te hará sumamente divertido! Puedes incluir, si vas a hacer una de policías y ladrones, unas esposas o comprar vibradores o cualquier otro elemento de este tipo.
  3. Ten en cuenta tu personalidad ya que, no tiene ningún sentido que uses algo con lo que no te sientes cómodo/a. Si eres mujer y se te hacen incómodos los tacones, puedes usar tenis y jugar un poco más con el escote, dependiendo, claro, del tipo de disfraz que uses. La clave es que debes sentirte cómodo/a.
  1. Debes escoger el rol que vas a jugar antes de iniciar todo. Es decir, debes tener claro si vas a ser dominante o sumiso, así no te volverás un embrollo y disfrutarán ambos.
  2. Organiza todo para que todo el espacio sea ideal para que jueguen. Es decir, basta con que muevas algunos muebles para que el escenario vaya con lo que piensas hacer.
  3. Finalmente, diviértete ya que, de lo contrario, ¿qué sentido tiene todo el asunto?

¿Te animas a seguir estos consejos?